Esta no es la única medida que adoptará Instagram. Las cuentas que los menores denuncien serán automáticamente bloqueadas y se les impedirá la interacción con otras cuentas de adolescentes.

Las redes sociales están llenas de adolescentes y esto es un problema que se debería atajar. Hasta el momento, empresas como Instagram, Facebook, Twitter o incluso TikTok habían mirado hacia otro lado con respecto a este tema y eso ha estado generando muchos problemas de todo tipo para los jóvenes, cuyos padres no pueden controlar del todo lo que consumen y crean en las redes. 

Pero parece que Instagram quiere que su plataforma sea más segura para los usuarios y, sobre todo, para los menores de edad, quienes reinan su aplicación. Es por eso que una de las medidas recientes que se han tomado para protegerles un poco es hacer que sus cuentas sean privadas de manera predeterminada. 

Esta práctica ya se había implementado en TikTok hace un tiempo, quien hizo privados los perfiles de los menores de edad tras admitir meses atrás que su plataforma estaba plagada de adolescentes y eso les obligaba a actuar y crear medidas protectoras por y para ellos. 

Al hacer privada una cuenta, es mucho más difícil el acceso al contenido y también su uso malintencionado del mismo, la cuenta privada genera una especie de barrera para aquellas personas con malas intenciones, pues el usuario puede rechazar la solicitud de seguimiento y evitar mensajes no deseados y acosadores.

Instagram ha visto que estas medidas tienen sentido y las va a implementar a su plataforma. Los perfiles de menores serán privados por defecto. Y, aunque pueda parecer como una obligación, la red social de fotografías informará a los usuarios acerca de los beneficios de tener una cuenta privada en comparación con una pública.