Con una controversial propuesta, en Mendoza se las ingenian para aprovechar el contexto de vacunación contra el coronavirus para aumentar las ventas.

Ante la reticencia de un sector de la población a inmunizarse, y que obligó al gobernador Rodolfo Suárez a una campaña para motivar a los sub-40, empresarios de bares y restaurantes “premiarán” a las personas que hayan recibido sus dosis con una bebida alcohólica gratuita.

La iniciativa es impulsada por la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (AEHGA) y estará vigente desde el próximo lunes hasta el 15 de agosto. Hasta el momento, son más de 60 comercios adheridos a la medida. Los clientes que recibirán el beneficio podrán presentar su carnet.

“Esta campaña es organizada por AEHGA con el apoyo del gobierno provincial y consiste en que los locales adheridos, van a ofrecer una copa de espumante, de vino o una pinta a modo de obsequio para festejar un vacunado más”, sostuvo en declaraciones a la prensa local Beatriz Barbera, titular de la entidad que nuclea a los gastronómicos.

La medida apunta a uno de los sectores más rebeldes de la población a vacunarse en la provincia cuyana. Los adultos de entre 30 y 40 años son quienes menos interés expresaron por la inmunización, ya sea por temor a los efectos adversos o por rechazo a determinado laboratorio. Esta situación generó preocupación en el propio gobernador mendocino Rodolfo Suárez, que advirtió hace dos semanas que esa franja etaria “son los que menos están asistiendo a vacunarse”.

Sin embargo, la propuesta de alcohol gratis en el marco de una campaña de salud ya genera críticas. “No acompañamos una campaña que promocione e inste el consumo de alcohol. Sí nos parece importante incentivar la vacunación, pero el que se quiere emplear no es el modo adecuado”, indicó al diario El Sol Romina Ríos, titular de la ONG Protectora.