La gran pregunta es “¿los perros sueñan? Y si sueñan, ¿qué sueñan?” Bueno, en realidad es técnicamente imposible saber qué sueñan por lo menos a la luz de la ciencia actual.

Los perros tienen las mismas etapas del sueño que tenemos nosotros. La etapa de sueño profundo, que se llama REM, iniciales de Rapid Eye Movement (movimiento rápido de ojos). El REM es una etapa del sueño donde nosotros movemos los ojos lateralizadamente.

Y esto ocurre en el perro, por lo tanto es lógico pensar que mientras esto sucede, el perro esté soñando. Soñando en el mundo del perro.

Acuérdense que hay un entorno en el cual se percibe el mundo. El mundo del perro se percibe en idioma perro. El mundo del hombre en idioma humano. Y en cada idioma se sueña de esta manera. Está comprobado que los conocimientos aprendidos por la mascota se refuerzan durante el sueño.

Los investigadores han comprobado que los perros duermen muchas horas, pero no de manera continua. De hecho, lo hacen entre 5 y 20 minutos seguidos y se desvelan otros 5, repitiéndose durante el tiempo que están descansando. Esto ocurre debido al nombrado “estado de vigilia” que han heredado de su antecesor el lobo y con el que, gracias a su especial sensibilidad auditiva y olfativa, pueden despertarse en cualquier momento ya que su instinto vigilante les impide conciliar el sueño de una forma definitiva.

Se cree que en estos sueños el animal recuerda momentos que han vivido. Si tenés un perro y lo has visto moverse, lloriquear o ladrar mientras está dormido, seguramente estaba soñando.

Ahora bien, ¿podemos saber si los perros tienen pesadillas? Sí, porque es posible que escuches un gruñido suave o un gemido. Pueden además mover sus patas, como s estuviera corriendo, podrás notar temblores o espasmos ocasionales también. Incluso, pueden llegar a ladrar dormidos.

Felices sueños para el perro porque sinó la pesadilla no lo va a dejar ser tu compañero ideal.