Ford anunció la creación de una fragancia premium “para aquellas personas que ahora son dueñas de autos eléctricos y extrañan el olor que emana los autos a gasolina tradicionales”.

Según detalla la marca cuya sede europea se encuentra en Alemania, uno de cada cinco conductores dice que el olor a gasolina es lo que más extrañaría si cambiase a un vehículo eléctrico, y casi el 70% afirmó que echaría de menos el olor de la bencina hasta cierto punto. Además, la gasolina también se posicionó como un aroma más popular que el vino y el queso, y prácticamente igual al olor de los libros nuevos.

La fragancia se llama Mach-Eau y ha sido diseñada para ayudar a que estos conductores se sientan cómodos en el futuro de la conducción a través del olfato. Pero este perfume no emula solo el aroma de la gasolina; de hecho, ha sido diseñado para satisfacer a la nariz de cualquier usuario. Es una fragancia de alta gama que fusiona notas ahumadas, esencias procedentes de la goma e incluso algún elemento animal, para hacer un guiño a la herencia Mustang.

Ford presentó este nuevo aroma el Festival de Velocidad de Goodwood. El perfume, que no está a la venta, forma parte de uno de los objetivos de Ford: ayudar a disipar los mitos en torno a los autos eléctricos, y convencer del potencial de estos vehículos a los amantes de los vehículos tradicionales.

Y es que casi una cuarta parte (el 24%) de los encuestados afirmó que, si tuviera que cambiar a un vehículo eléctrico, extrañaría el rendimiento de los autos de gasolina.