Se tropezó con una competidora y terminó en el piso. Sin embargo, no sólo se levantó y continuó, sino que además terminó superando a todas sus rivales para clasificarse a semifinales.

De origen etíope, más allá de que representa a Países Bajos, Hassan, de 28 años, no pudo evitar la caída de una competidora keniana y se fue al suelo, cayendo fuertemente sobre su hombro derecho. El tropiezo parecía dejarla fuera de competencia. Pero consiguió ponerse de pie y realizó una última vuelta espectacular, remontando a sus adversarias en una verdadera exhibición, para terminar ganando la serie con un tiempo de 4 minutos, 5 segundos y 17 centésimas.

Clase 1993, Hassan emigró a Países Bajos en 2008 y se afincó como refugiada en Eindhoven. Su intención primaria era establecerse como enfermera, pero sus dotes para el atletismo le abrieron una gran puerta. A partir de 2013, ya con la nacionalidad, comenzó a participar de certámenes internacionales.

En 2019, se consagró campeona en el Mundial de Atletismo de Doha precisamente en la especialidad de los 1500 metros. En dicho certamen, su marca fue de 3.51.95. Claro que en dicho certamen no dio la ventaja de caerse y levantarse para inyectarle emoción a la puja y protagonizar una de las remontadas más impactantes de los Juegos Olímpicos de Tokio.

La corredora Sifan Hassan protagonizó uno de los mejores momentos de los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Este mismo lunes, luego de su gesta en la eliminatoria de los 1.500, Hassan conquistó en los 5.000 metros la primera medalla de oro de las tres que persigue. La atleta de Países Bajos hizo un cambio ganador en la última vuelta que le permitió cruzar la meta con 15 metros de ventaja sobre la keniana Hellen Obiri, así se impuso con 14:36.79.