El oso fue rescatado por la mujer después de que un zoológico declarara la quiebra, ahora son inseparables, incluso pescan juntos.

A lo largo de los años hemos visto como algunas personas se animan a tener como mascotas a animales muy peligrosos, tigres, leones, pumas y también osos, como es el caso de Veronika Dichka, que rescató a Archie, un oso pardo, de un zoológico.

La historia de esta mujer y su oso comienza cuando un zoológico estuvo a punto de quebrar hace dos años. Como Archie siempre fue un animal que estuvo en cautiverio, ya no podía ser liberado en la naturaleza porque no sabría cómo valerse por sí mismo, es por eso que Veronika lo adoptó.

“Él me ve como un miembro de su familia. Compartimos comida, duerme en mis brazos cuando tiene miedo y hasta se esconde detrás de mí. No podemos liberarlo en la naturaleza porque es un oso que ha vivido en cautiverio toda su vida. Archie pasa todos los días con nosotros y está locamente enamorado del agua. Le encanta cuando lo llevo a explorar nuevos rincones, así que este día de pesca fue un placer para él”, explicó Veronika.

La mujer y el oso viven en Novosibirsk, Rusia, y allí han trabado una gran amistad que incluye, entre otras cosas, ir a pescar y paseos. Las vivencias de ambos las ha compartido Veronika en sus redes sociales, donde ella y Archie se han vuelto virales.