Un hombre de California explicó que no derrochó su dinero, sólo se compró una camioneta nueva y una casa discreta.

La alegría y emoción de ganar la lotería debe ser de los más difícil de ocultar, pero quien tal vez sea el hombre más discreto del mundo logró mantenerlo en secreto por 10 años y no parece que quiera revelarlo a sus más cercanos.

El residente de California confesó en una carta anónima publicada en los medios, que lleva 10 años ocultándole a su familia los más de 55 millones de dólares que ganó en la lotería.

“Nunca se lo dije a mis padres, ni a mi hermana, ni a nadie. He mantenido un perfil bajo. Compré una camioneta nueva y una casa, pero a ellos les dije que la estaba alquilando. ¿Me equivoqué al no decírselo a nadie?”, refirió en su misiva.

Este hombre de 67 años quiso preservar su seguridad y tranquilidad al no contar este secreto, y es que debe estar satisfecho con su vida al hacer todo lo posible por mantener todo tal como está.

“Sé que mis padres no habrían pedido nada, pero mi hermana me habría dicho que donara la mitad a su iglesia. No he donado dinero a nadie ni a ninguna organización. Tampoco creo en prestar dinero a amigos y familiares, pase lo que pase. Si lo hiciera, estaría arruinado”, detalló.

En la carta el afortunado ganador se pregunta si hizo lo correcto en mantenerlo en secreto durante tanto tiempo, tanto a su familia como a sus amigos. Además, especifica que uno de los mayores motivos por los que no dijo nada fue por su difícil relación con su única hermana. También señaló que el dinero no puede comprarle relaciones auténticas con amigos y vecinos, además que tampoco puede comprarle más tiempo en el planeta: “Por esa razón, no veo nada de malo en vivir tu vida de la manera que quieres vivirla y resistir el impulso de compartir la noticia con cualquiera, incluso y especialmente con tu familia”, concluyó.