Dentro de la historia del rock hay portadas de discos que se convirtieron en imágenes trascendentales y que se clavaron en el imaginario colectivo de varias generaciones, una de ellas es la del disco “Abbey Road” de The Beatles.

Corría el año de 1969 y The Beatles vivía sus últimos días. Las tensiones al interior del grupo eran intensas y volvían casi insostenible la dinámica de trabajo. A pesar de eso, se metieron al estudio de grabación para trabajar en un nuevo disco, el que a la postre se llamó simplemente “Abbey Road”.

Paul McCartney propuso en un inicio que el disco se llamara “Everest” y que para ello se hiciera una sesión fotográfica en esa montaña. Sin embargo, el resto de la banda rechazó esa opción pues era algo demasiado complejo de realizar y nadie andaba de humor como para algo así. Por lo cual se optó por algo más sencillo: el título sería simplemente “Abbey Road” y las fotos se tomarían en la calle del mismo nombre, afuera de los Estudios EMI.

La sesión se realizó el viernes 8 de agosto de 1969, a las 11:30 de la mañana. El encargado de la sesión fue el fotógrafo Iain MacMillan, un muy buen amigo de John Lennon y Yoko Onno.

La sesión duró 10 minutos y se tomaron un total de seis fotografías, siendo la quinta la que quedó como portada.

Linda McCartney estuvo presente durante la sesión y con su cámara tomó varias fotografías de la preparación de la sesión y del cuarteto de Liverpool esperando en las escaleras del estudio de EMI.

En la fotografía del disco aparece a la izquierda, a escasos metros de The Beatles, un Volkswagen blanco. Este vehículo era de un vecino de ese sitio quien no se encontraba en casa en ese momento por lo que no pudo ser movido para la realización de la sesión fotográfica. Tras la publicación del disco, el dueño del “Vocho” sufrió varios “dolores de cabeza” ya que algunos fans del Cuarteto de Liverpool constantemente le robaban las placas de su auto. Finalmente en 1986 el vehículo fue subastado por 2 mil 530 libras esterlinas y desde el 2001 es exhibido en el Museo Volkswagen en Wolfsbrug de Alemania.