Entraron a robar a un local de zapatillas deportivas y se llevaron todas del pie izquierdo.

Hace unos días, en Ciudad de México, un par de amigos de lo ajeno, entraron a un comercio deportivo con la idea de hacerse de un buen botín. Y efectivamente así lo hicieron, ya que todos los calzados que se llevaron, pertenecían a un mismo pie.

Casi terminando la jornada laboral, una pareja de hombres ingresó al negocio e interceptaron al vendedor. Lo ataron y lo dejaron encerrado en un cuarto trasero, mientras comenzaban a llenar con rapidez unas bolsas negras que habían llevado para la ocasión, arrojando en su interior la mercadería que estaba expuesta en las paredes del local.

El plan resultaba ideal ya que, con el buen resultado del golpe, en pocos minutos tendrían un buen número de zapatillas de buenas marcas y precios altos. Después de varios minutos, salieron del lugar con las bolsas llenas de la mercadería robada con un valor cercano a los cien mil dólares.

Una vez que el encargado pudo liberarse, se comunicó de inmediato con la policía. Al hacer la denuncia, explicó que en el local había solo 40 pares de calzado y el resto eran solo del lado izquierdo, ya que el comercio solo tiene material de exposición porque no dispone de venta al público, sino por internet.

Finalmente, los ladrones fueron atrapados y se les encontraron 40 pares de zapatillas y otras 160 deportivas que sólo eran del pie izquierdo.