El Gobierno escoces publicó en un listado oficial que cuenta con más de 400 propiedades, entre ellas algún castillo, que podrían ser heredadas.

Según publicó el Gobierno de Escocia, hay 435 castillos que nunca han sido reclamados por nadie tras la muerte de sus propietarios. Sus valores podrían llegar a casi medio millón de euros y cualquiera con el mismo apellido podría heredar un castillo.

El Gobierno publicó la lista oficial de las propiedades que se encuentran sin reclamar. En el país escoces, una vez que muere alguien sin dejar testamento, cualquier activo no reclamado queda bajo la decisión de La Corona. Éstos se encargan de delegar los casos a Office of Queen’s and Lord Treasurer’s Remembrancer (Oficina de Tesoros de la Reina y el Lord)

Esta oficina se ocupa de “guardar” el castillo o las propiedades hasta que alguien aparezca a reclamarlos, pero por un tiempo determinado. Después de un periodo extenso sin que nadie los haya reclamado, vuelven directo a la Corona.

En el 2016, el Parlamento Escoces creó una nueva Ley de Sucesión para simplificar todo el proceso. A esta ley se le eliminó el “Bono de precaución” que funcionaba como filtro para que no cualquiera pudiera heredar. Se le quitó el poder a un grupo de empresas acreditadas en Reino Unido que tenían la potestad de decidir si se le solicitaba la herencia o no.

Es decir que, en principio, cuando una persona muere sin dejar alguna constancia o testamento, el castillo o las propiedades podrían ser heredadas simplemente por alguien con el mismo apellido. Los que más se repiten según la lista oficial son: Carlin, Hunniball, Malone-Philban y Raube.

Este año, Margaret Abbotts, una mujer nacida en Londres, heredó 400.000 dólares de una media hermana que desconocía por completo. Con la ayuda de un grupo de abogados especializados en genealogía, Abbotts fue informada acerca de la situación. Al parecer, existen unas 8000 propiedades sin reclamar entre Inglaterra y Gales.