En la sexta edición de “Batman: Urban Legends”, acepta salir con un hombre y pone fin a las especulaciones que por años hicieron los fanáticos de la saga.

Después de más de siete décadas junto a Batman, Robin se revela bisexual al aceptar una cita con un hombre en la sexta entrega de la serie de cómics Batman: Urban Legends, que acaba de ser editada por DC Comics. En un giro de época, la editorial estadounidense confirma así las especulaciones que durante años hicieron los fanáticos de la saga sobre la sexualidad del ayudante de Batman.

Desde sus comienzos, el género de los justicieros fue eminentemente masculino. Tuvieron que pasar algunas décadas para que se incluyeran personajes femeninos en roles principales, y paulatinamente -en parte gracias a X-Men— se dieron avances en cuanto a diversidad cultural y racial. Sin embargo, la homosexualidad fue un tema que tardó en ser admitido en los comics más populares.

Los rumores en torno a sexualidad de Robin se remontan a la introducción del personaje, ya que el pupilo de Batman era frecuentemente objeto de insinuaciones y bromas. Según un artículo de Slate sobre el tema, un psiquiatra llegó a testificar ante el Subcomité del Senado sobre Delincuencia Juvenil en 1954, criticando el cómic como “un sueño de dos homosexuales viviendo juntos”.

Tim Drake, uno de los varios personajes que han adoptado la identidad de Robin a lo largo del tiempo, apareció por primera vez en 1989 como el Robin de Batman: The Animated Series y fue el socio del superhéroe en la popular serie animada de la década de los noventa. En esta reciente sexta edición de la serie de cómics, guionada por Meghan Fitzmartin y dibujada por la española Belén Ortega, Drake visita a su amigo Bernard Dowd hacia el final del capítulo y, luego de una conversación breve, acepta la invitación a tener una cita amorosa.

“Estoy muy contento de que hayas llegado bien a casa. Me sentí aliviado. Y he estado pensando mucho sobre esa noche. Y yo no sé lo que significó para mí. Todavía no. Pero me gustaría averiguarlo”, le dice Robin a Bernard Dowd. “Esperaba que lo hicieras. Tim Drake… ¿quieres tener una cita conmigo?”, le pregunta el personaje de Bernard Dowd a Robin. “Sí, creo que quiero”, le responde nervioso Robin a Bernard Dowd, a quien liberó de un secuestro por parte de una secta. El diálogo marca el cierre de la historieta y probablemente la escena continúe en los próximos episodios.