Desde el 4 de julio del 2019 en la Ciudad de Buenos Aires y a partir del 19 de agosto del 2020 en Córdoba, el 21 de agosto se celebra el Día de la Futbolista, en homenaje a las Pioneras del Mundial del 71.

“Instáurase el 21 de agosto de cada año como Día de las Futbolistas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, indica el primer artículo de la ley que aprobó la Legislatura a través de una iniciativa de la diputada Andrea Conde (UC). Un proyecto que se presentó en el 2018 y vio la luz casi un año después.

La conmemoración se debe a que el 21 de agosto de 1971, la Selección argentina de Fútbol Femenino consiguió el primer triunfo de la historia frente a Inglaterra en un Mundial. Ganaron 4 a 1 en un estadio Azteca repleto, con tres goles de Elba Selva.

La Copa del Mundo de 1971 no tenía el aval de FIFA, que recién en 1991 organizó un Mundial femenino. pero ese seleccionado viajó al torneo en México sin entrenador, camisetas ni botines para jugar. Las 17 mujeres argentinas tuvieron que coserse ellas mismas el numero en la camiseta.

El plantel: Ofelia Feito, María Ponce, Susana Lopreito, Maria Fiorelli, Marta Soler, Angélica Cardozo, Zunilda Troncoso, María Cáceres, Virginia Andrada, Betty García, Blanca Brucoli, Virginia Catáneo, Teresa Suarez, Elba, Eva Lembesis y Zulma Gómez.

Elva Selva mantuvo oculta su experiencia mundialista por 48 años. «No sabían nada mis vecinos ni mis profesores del Poli de la Municipalidad de General Rodríguez. Recién cuando me contactó Lucila Sandoval (exarquera que se encargó de juntar a Las Pioneras del Fútbol Femenino y dar a conocer su historia) lo conté», admitió en una entrevista.

Elba Selva, junto con sus compañeras de equipo fueron invitadas a la Copa del Mundo en Francia 2019, donde se reencontró con el plantel de jugadoras inglesas en la tribuna. “No sabés qué lindo momento. Cuando nos encontramos, estaba la arquera de Inglaterra de ese momento. Entonces pregunta: ‘¿Quién es Elba Selva?’. Y cuando me señalan a mí, me hace la seña como de que quería cortarme el cuello. Nos reímos, nos abrazamos. Fue muy emocionante. No había rivalidad”, concluyó la delantera.