Un sirio que vivió durante años en Argentina, junto a su hijo fundaron una marca de yerba mate que combina la infusión con CBD.

Con la idea de crear un negocio familiar, Samer y Shadi, decidieron fundar Milonga Yerba Mate. Es la primera marca en mezclar correctamente el componente CBD de las plantas de marihuana con la yerba mate.

Samer Atassi nació en Siria, y a los pocos años de edad se mudó junto a su familia a Argentina. Ahí transitó gran parte de su vida hasta que se animó a emigrar a los Estados Unidos con el fin de estudiar una carrera universitaria. Allí, crio a su familia, donde nació su hijo Shadi, un futbolista profesional, que decidió vivir un tiempo en la Argentina para jugar en ciertos clubes del país.

Desde ese entonces, Shadi se enamoró de la cultura matera que existe en Argentina, y al momento de volver, le surgieron las ganas de expandir la tradición por el país norteamericano.

El producto es creado en laboratorios para brindar la mejor experiencia al consumidor con los beneficios del CBD, y también ser aprobado con todos los requisitos que se necesitan para su comercialización legal.

El producto se vende en Estados Unidos, Costa Rica, y ciertos países de Europa, pero no pudo llegar todavía a los almacenes argentinos. En el país, está prohibida la importación de productos con CBD, pese a que este ingrediente se utiliza de forma medicinal en cremas y aceites. Para que la yerba mate pueda comercializarse, debe tener menos del 0,3% de THC, que es el psicoactivo del cannabis que se utiliza para su uso recreativo.