Consumido en América desde hace más de 3000 años, su llegada a Europa fue un regalo de los dioses y un éxito entre las elites.

“Una sola taza de esta bebida fortalece tanto al soldado que puede caminar todo el día sin necesidad de tomar otro alimento”, afirmó Hernán Cortés en una de sus Cartas a Carlos I de España, refiriéndose al chocolate que se consumía en tierras mexicanas. Y es que este manjar, ampliamente utilizado allí, desde un comienzo cautivó a los llegados a territorio americano.

Los Olmecas, la civilización mesoamericana ubicada en la costa del Golfo de México entre el 1500 y el 500 AC fueron los primeros en cultivar el cacao, e incluso ya lo bebían, para lo cual molían las habas y las mezclaban con agua y demás hierbas. Este preparado lo utilizaban principalmente para la ejecución de rituales religiosos o como bebida medicinal. Esta cultura se extendió luego a la civilización Maya para ya afianzarse en la zona.

La revolución del chocolate tardó muy poco en llegar, y es un hecho que también está en discusión, ya que mientras algunos escritos aseguran que el paso del proceso manual al mecánico se produjo en 1777 en Barcelona, otros detallan que en realidad tuvo lugar en los Estados Unidos, más precisamente en Dorchester, Massachusets. En lo que respecta a la solidificación y el nacimiento de las primeras tabletas, nadie pone en duda que fue gracias al italiano Doret en Turín.

En Francia, en 1995, un grupo de personas entendió que este manjar debía tener una jornada en que se lo festeje, y así fue que se eligió el 13 de septiembre. La fecha no es nada casual, ya que ese día, pero de 1916 tendría lugar el nacimiento de Roald Dahl, el novelista británico creador de una de las obras cumbre de la literatura infantil, que luego llegó al cine en dos ocasiones: Charlie y la fábrica de chocolate.

La casualidad hizo que también Estados Unidos comenzara a festejarlo en esta fecha, y no precisamente pensando en Dahl. El mismo día se eligió porque en esa fecha, en 1857, nació Milton S. Hershey, fundador de The Hershey Chocolate Company, empresa estadounidense que en 1903 se convertió en la mayor fábrica de chocolates del mundo.