Fue lanzado desde Cabo Cañaveral, en el centro de la Florida. A bordo van cuatro personas: un veterano de la fuerza aérea, una sobreviviente de cáncer, una profesora y un multimillonario


La empresa del excéntrico Elon Musk, SpaceX, se ha convertido en la líder absoluta en la incipiente industria del turismo espacial. Decenas de veces han salido a órbita con civiles, pero esta noche volvieron a hacer historia al lanzar al espacio el primer cohete completamente abordado por civiles, es decir sin ningún astronauta.

En una enorme bola de fuego que iluminó la noche en el Centro Espacial Kennedy, los nueve motores de la primera etapa del cohete arrancaron la nave espacial de la gravedad de la Tierra. SpaceX confirmó que la cápsula se separó del cohete y ya se encuentra en órbita.

Se trata de la misión Inspiration4 y como pasó con viajes anteriores de turismo espacial, esta vez también hay un multimillonario a bordo: Jared Isaacman. El hombre de 38 años, que fundó la empresa Shift4 Payments, una compañía de pagos electrónicos, lidera la misión que va a pasar tres días en el espacio dentro de la cápsula Crew Dragon. 

Junto a él, a bordo va Hayley Arcenaux, de 29 años. Arcenaux sobrevivió el cáncer infantil de huesos y actualmente trabaja como asistente médica en el hospital St Jude. Su labor en la nave es ser la jefa médica de la misión y se convertirá en la estadounidense más joven en llegar al espacio.

Completan la misión Chris Sembroski, veterano de la fuerza aérea de 42 años especialista en datos aeroespaciales, y Sian Proctor, de 51 años, profesora de geo-ciencia y piloto licenciada.

Isaacman donó el costo del viaje de sus tres compañeros de tripulación y lo recaudado, más cien mil dólares extra aportados por el empresario, será donado al hospital oncológico pediátrico St. Jude.

La nave espacial va a dar 15 vueltas a la Tierra al día, a una altura de 570 kilómetros, superior a la órbita actual de la estación espacial internacional.