Cámaras de seguridad captaron la presencia del animal sobre una de las avenidas principales durante la madrugada de este jueves.

Sobre la Avenida San Martín al 100, en pleno centro cívico de Bariloche, un puma se pasea por la vereda. Sucedió a las 6 de la madrugada de este jueves y los movimientos del animal quedaron registrados por las cámaras de seguridad de la zona.

“Probablemente este ejemplar haya recorrido la zona céntrica otras veces, ya que en los videos se lo veía sin miedo: no estaba asustado y recorrió los lugares con mucha seguridad”, dice Federico Hollmann, Subsecretario de Biodiversidad y Cambio Climático de la provincia de Río Negro.

Las imágenes del puma que recorre el centro de Bariloche encabezan todos los portales regionales. De acuerdo con los medios locales, todo comenzó con un llamado al 911 a primera hora de la mañana. Fue un vecino del barrio Las Margaritas, ubicado a un kilómetro del centro de la ciudad rionegrina, quien alertó sobre la presencia de este animal en el patio de su casa.

De inmediato la Dirección de Fauna de la provincia, que coordina Fabián Llanos, montó un operativo en las inmediaciones del cerro Otto, donde se cree que el felino escapó.

“En este caso se lo pudo ver porque es un lugar lleno de cámaras, pero no es raro pensar que en muchos otros lugares de la ciudad haya pumas que estén dando vueltas. Hay que pensar que, durante los últimos años, Bariloche ha tenido una explosión demográfica importante y, de alguna manera, el hombre ha invadido el hábitat de las poblaciones silvestres. Ya no nos pueden sorprender este tipo de situaciones. De hecho, es algo que vamos a ver cada vez más seguido en la medida que se siga desmontando y ocupando terrenos que antes eran salvajes”, apunta Hollmann en comunicación telefónica con este medio.

Por estas horas, en Bariloche, los medios piden a los vecinos que sean prudentes. “Si bien no hay antecedentes de ataques de pumas silvestres a personas en zonas urbanas, lo que se recomienda en caso de cruzarse con uno es quedarse quieto, no acorralarlo ni tratar de ahuyentarlo. De esa manera el animal no verá una amenaza y desaparecerá del lugar. Es todo lo que hay que hacer”, dice Hollmann acerca del puma, que corresponde a una especie silvestre nativa.