Daiana Amores es profesora de Biología en una escuela de Concordia y compartió en Tik Tok las correcciones con memes que realizó de las evaluaciones de sus alumnos.

Daiana Amores tiene 25 años, enseña en una escuela de Concordia y está sorprendida por el éxito que tuvo el video que subió a su cuenta de Tik Tok con las pruebas corregidas con mucho ingenio: en lugar de observaciones, sumó memes que ella mismo seleccionó y pegó para cada caso.

Es profesora en una escuela secundaria y en un Instituto de Profesorado, y reconoce que los memes ya son una manera de comunicarse. Por eso, le pareció divertido agregarlos en las pruebas que sus alumnos iban a recibir. Los stickers primero pasaron inadvertidos porque los chicos “buscaban la calificación, el número” que también recibió cada uno. Después repararon en el detalle.

“Cuando se dieron cuenta de que había memes pegados se rieron, miraban las pruebas y se mostraron fascinados porque es algo con lo que tienen contacto todo el tiempo. Estaban felices de verlo en sus pruebas”.

La elección de corregir de una manera diferente fue, justamente, una manera de llevar un poco de alegría a sus estudiantes. “Hacerlo me llevó dos horas más luego de corregir todas las pruebas, pero sé que ellos la pasaron mal en estos dos años y sacarles una sonrisa para mí fue una experiencia imborrable”.

No es la primera vez que la joven profesora utiliza este tipo de herramientas, tan frecuentes en la mensajería virtual, con sus alumnos. “En el desarrollo de las clases hago apuntes o presentaciones de Power Point con memes que tengan que ver con el tema que estamos viendo. La intención siempre es sacarles una sonrisa y poder contextualizar lo que se está hablando en el aula, para que no sea todo tan rígido ni estructurado. Sé los nervios que se viven en los exámenes y al momento de recibir la nota, me parece mejor calmar las aguas. Soy la profe, en este momento, que muchas veces me hubiera gustado tener. Ojalá todos tengan un profe que les haga amar más su materia”.