Ya se han inscripto más de 300 personas para participar de la competencia organizada por el Centro Cultural de Corea en la capital de los Emiratos Árabes.

El “Juego del Calamar” es actualmente la serie más popular de Netflix, cosechando fanáticos alrededor del mundo. En esta producción surcoreana se introduce la premisa de unos sádicos juegos de supervivencia en la que los participantes compiten por un premio en efectivo que va aumentando en la medida en que mueren aquellos concursantes que van quedando eliminados.

Tal ha sido el éxito de la serie, que también ha cosechado numerosas críticas por sus altos niveles de violencia explícita, el Centro Cultural de Corea (KCC) ha decidido hacerla realidad en Abu Dhabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

El primero será el juego de “Luz roja, luz verde”, en el que los participantes tienen que recorrer una distancia específica en un tiempo determinado, pero sólo pueden moverse cuando se diga “luz verde”, quedando totalmente petrificados cuando se diga “luz roja”, un movimiento durante la luz roja valdrá para su eliminación, algo que en la serie fue tomado de manera literal, pues a los concursantes que se movían les disparaban en la cabeza.

No obstante, los juegos de Abu Dhabi no tendrán ese componente sangriento ni poner en riesgo la propia vida.

“Los juegos parecían un poco brutales en la serie para maximizar el elemento dramático. Sin embargo, todos los juegos de la serie existen y son jugados por niños coreanos desde siempre”, dijo Nam Chan-woo, director del KCC. También confirmó que los otros juegos vistos en la serie, como el de las galletas de azúcar (Dalgona), el de las canicas, y el Ttakji, el reto con los cuadrados de origami usado para reclutar a los participantes, también harán parte de las justas. Obviamente, el Juego del Calamar, con el que finaliza la serie, será la gran final de la versión de la vida real.

Chan-woo confirmó que hasta el momento hay 338 personas interesadas en participar en los “Juegos del Calamar” de Abu Dhabi, pero dijo que en vez de hacerlo por un premio equivalente a 38 millones de dólares (como en la serie) lo harán por trajes deportivos color verde como los vistos en la producción de Netflix.