Una serie de 6,4 millones de billetes de un dólar fue impresa y distribuida dos veces. Diseñan un plan para “unir” a los billetes iguales con el objeto de despertar el interés de coleccionistas.

Un error en la fabricación de los billetes en Estados Unidos generó un curioso plan que, apuntando al interés de los coleccionistas numismáticos, podría transformar el valor de un simple papel de 1 dólar en una suma que puede alcanzar hasta los 150.000 dólares.

En 2014, la Oficina de Grabado e Impresión, que es el organismo estatal encargado de imprimir los dólares, fabricó por equivocación dos tiradas idénticas de 6,4 millones de billetes de un dólar. Ese año, la primera tirada se distribuyó en el estado de Nueva York. Dos años después, otra exactamente igual llegó a Washington.

En ambos casos, fueron distribuidos a través del circuito bancario, tal como es habitual. Esto significa que existen diseminados por el mundo 6,4 millones de “pares” de billetes de 1 dólar con la misma numeración de serie. Hasta el momento, solamente se han hallado únicamente 9 de esos pares. El interés de unir a los billetes gemelos consiste en que por separado son simples billetes de 1 dólar, pero la curiosidad de tener ambos billetes, de confección legítima y con el mismo número de serie, abre la posibilidad de que coleccionistas y expertos en numismática lleguen a pagar un valor elevado por ellos.

Para ello, confeccionaron una base de datos que recibe la información de todos aquellos que aseguren poseer uno de los billetes preciados y que deseen contactarse con su par.

¿Qué características deben guardar esos billetes? Tienen que haber sido emitidos por la Reserva Federal de Nueva York, en su serie correspondiente a 2013. Su identificación debe encontrarse entre los números de serie B00000001 y B00250000, o bien entre los números de serie B03200001 y B09600000. Además, el billete debe contener un sello de la Reserva Federal con la letra “B”. Y el número de serie debe terminar con la imagen de una estrella.