En 1968, mientras el grupo grababa “Hey Jude” en los estudios Trident, la mitad de los Fab Four colaboró con esta grabación que tiene la voz del músico indio Aashish Khan.

Una canción inédita en la que participan George Harrison y Ringo Starr, guitarrista y baterista de The Beatles, fue presentada este miércoles en el Liverpool Beatles Museum, tras haber sido encontrada en un loft de Birmingham el año pasado.

“Radhe Shaam” es el nombre de la composición, que fue escrita y producida por el periodista y locutor Suresh Joshi, quien la grabó con la mitad de los Fab Four en los estudios Trident de Londres en 1968. El tema incluye la voz en hindi del músico Aashish Khan, comienza con un riff de Harrison y se apoya en un ritmo constante de Starr. Las partes instrumentales dan muestra del toque distintivo de los dos Beatles, con un largo y alegre solo de guitarra de George y los característicos redobles y rellenos de batería de Ringo.

“Nadie podía creer que fuera tan antigua”, dijo Joshi a Reuters después de reproducir la grabación ante un grupo de fans del conjunto británico en el museo de la ciudad natal de The Beatles. “Fue un momento absolutamente maravilloso y un alivio al mismo tiempo que lo haya entregado a mi humilde manera”.

Joshi se encontraba por entonces grabando música con Khan para el documental East Meets West (el nombre que da título al sello discográfico de Ravi Shankar) en los estudios Trident. The Beatles, por su parte, estaba grabando “Hey Jude” en el mismo lugar. En alguno de los intervalos, Harrison entró a la sala donde estaba Joshi y empezaron a hablar. El interés de Harrison por la cultura india se había profundizado con el viaje de los Beatles a Rishikesh a principios de 1968, donde, por consejo del guitarrista, estudiaron la meditación trascendental con el Maharishi Mahesh Yogi. Según Joshi, el músico se acercó con ganas de hablar sobre esos temas, y luego tanto Harrison como Starr se ofrecieron a participar en la canción.

“Radhe Shaam”, que ya fue pasada este martes en un programa de la BBC y se puede escuchar en YouTube, permaneció olvidada durante 53 años, pero ahora cobra relevancia, según consideró Joshi en un comunicado de prensa. “La canción gira en torno al concepto de que todos somos uno y que el mundo está a nuestros pies, algo de lo que todos nos hemos dado cuenta durante esta pandemia”, dijo.