Había una gran expectativa no solo porque este es su primer tema musical, sino también porque participa en la producción su pareja, Luciano Castro.

Las imágenes del clip muestran dos cuadros de situación, uno en interiores, de estética deportiva y retro fluorescente, en el que Vigna y un cuerpo de baile muestran toda su destreza con acrobáticas coreografías. En simultáneo, la toma de exteriores muestra a Castro luciendo sus atributos físicos y jugando con muñecas en una improvisada piscina. Parece ser el hombre aludido de la canción, aunque él no da crédito a eso, o ni se da cuenta, sino que ríe despreocupado a pesar de todo lo que se dice de él, como si sintiera orgullo de ser el bolú del que habla la canción.

El encuentro de los mundos finalmente se produce y los novios se sacan chispas jugando entre las escenas fogosas y las satíricas. En lo musical, UY! empieza con aires tangueros modelo 2021 y empieza un viaje por los ritmos urbanos y latinos en los que Flor frasea y rapea en dueto con el arreglo de teclados de Tavo, el productor del single. En la letra, la intérprete le pone la voz y el cuerpo a una mujer que ya no quiere más dolores, cansada de las andanzas y los chamuyos de su novio.

Cabe recordar que la bailarina encaró esta nueva etapa a través de la autogestión. Ella reveló que hizo un gran esfuerzo e invirtió todos sus ahorros para poder cumplir su sueño de ser cantante, para lo que estudió y se preparó, tomando clases con profesionales durante el último año. El pasado lunes Vigna decidió borrar u ocultar todas las fotos de su perfil de Instagram, donde la siguen casi 5 millones y medio de personas. A la hora de lanzar el single, solo dos publicaciones se ven en su cuenta, la del anuncio del clip y la de su publicación. “¡Que emoción! Gracias a cada uno de los que sumó pa que esto hoy sea real”, escribió junto al post. Todo un símbolo. Fue borrón y cuenta nueva.