Ocurrió en la comuna de Saguier, en la provincia de Santa Fe. Los sufragios no afirmativos llegaron al 58 por ciento.

Las elecciones del 14 de noviembre dejaron un resultado llamativo en un pueblo pequeño de la provincia de Santa Fe, en plena zona agropecuaria. Es que las urnas dieron un veredicto poco habitual. Con una lista única en el cuarto oscuro, algo común en las zonas rurales, la mayoría del padrón se inclinó por expresar su rechazo a la escueta oferta política local: el voto en blanco se impuso largamente por el 62,2% de la elección.

La curiosidad se produjo en la comuna rural de Saguier, ubicado en el departamento Castellanos de la provincia de Santa Fe.

José Torres, quien ya era presidente comunal de Saguier por el Frente de Todos, obtuvo 142 votos. El voto en blanco lo superó, con 172 sufragios totales.

La magra “cosecha” electoral del único postulante en el pueblo también tuvo su correlato en los niveles de participación de la población. De las 580 electores empadronados, solo participaron 338 personas. El ausentismo alcanzó casi el 42 por ciento. Ese umbral de baja participación se observó en otras pequeñas localidades y municipios del país.