El gobierno neozelandés le negará la venta de cigarros a las personas que hayan nacido a partir de 2008.

Con el saludable objetivo de que el hábito de fumar se reduzca para 2025, quienes tengan hoy 14 años, ya no podrán comprar tabaco legalmente.

«Para todos los pacientes que he atendido, que han muerto o han sido mutilados por el tabaco, esto es para ustedes», expresó la ministra adjunta de salud de Nueva Zelanda, Ayesha Verrall

En la actualidad, el tabaquismo sigue siendo la principal causa de muerte evitable en el territorio. Una de cada cuatro personas padece cáncer, provocando entre 4.000 a 5.000 fallecimientos prematuros cada año.

Con la medida, funcionarios de atención médica proyectan la eliminación total de la costumbre a nivel nacional. De esta forma, el país se posicionaría como el primero del mundo en estar libre de humo.

Por último, Verrall informó que se implementarán políticas de apoyo para ayudar a quienes estén intentando dejar el cigarrillo.