La particular escena quedó registrada por las cámaras del local y se volvió viral.

Momentos de sorpresa en la aplicación del protocolo sanitario se vivieron en una famosa heladería del Barrio Trapiche, en la ciudad mendocina de Godoy Cruz, cuando una mujer que fue a comprar y no tenía barbijo se sacó su vestido para usarlo como tapabocas para lograr ser atendida. 

El hecho fue registrado en un local ubicado en las calles Italia y Río Mendoza, donde la mujer intentó ingresar para comprar helado, pero sin llevar algún elemento para cubrir su nariz, boca y mentón. Al ser advertida por los empleados, la joven salió, se sacó el vestido que llevaba puesto y se lo colocó en el rostro para volver a entrar.

Con la cara cubierta, pero en ropa interior, pidió que le tomaran el pedido y las imágenes quedaron registradas por la cámara de seguridad de la heladería. Una familia que estaba en el lugar volteó al quedar atónitos por lo que habían visto, y siguieron observando los gustos que iban a elegir.

Incómodos con la situación, los empleados del comercio le pidieron con un gesto que por favor se retirara. La mujer levantó sus brazos en señal de queja y se fue nuevamente. Según consigna el medio Diario de Mendoza, finalmente se supo que logró comprar el tan ansiado postre.

Mendoza es uno de los distritos en el que el uso del tapabocas se mantiene como obligatorio, no solo en espacios cerrados, sino también en espacios abiertos. En el último parte epidemiológico, la provincia cuyana informó 450 contagios de Covid-19 y ningún fallecimiento en el marco de una nueva ola de la pandemia en Argentina.