Los habitantes de Santa Isabel, una localidad ubicada a 320 kilómetros al oeste de la ciudad de Santa Rosa, se vieron sorprendidos por el extraño fenómeno.

La ola de calor intenso que golpea a gran parte del país obligó a Santa Isabel, un pueblo de la provincia de La Pampa, a enfrentar un trastorno adicional que no estaba en sus planes: la invasión de millones de bichos cascarudos en casas, patios, jardines, piletas y parques. Si bien con el aumento de la temperatura estos insectos salen de la tierra para completar su ciclo reproductivo, la enorme cantidad sorprendió a sus habitantes.

El diario local Infohuella publicó una serie de fotos de los insectos en distintos lugares de la localidad, ubicada a 320 kilómetros al oeste de la ciudad de Santa Rosa, capital de la provincia. Las imágenes son impactantes y dan cuenta del incontable número de cascarudos que obligó a las autoridades a desplegar una inédita estrategia para combatirlos: cortar la luz en las calles.

Omar Sabaidini, jefe de la Departamental de Santa Isabel, dio detalles al diario de los daños que está provocando la presencia masiva de los cascarudos -pertenecientes a la familia Melolonthidae (Coleoptera)- “En algunos casos, dañaron techos de construcciones. En la comisaría levantaron la membrana y en un local comercial el cielo raso. En la Estación de servicios taparon los desagües”, expresó.

Por su parte, la comunicadora meteorológica, Cindy Fernández, siguió el fenómeno en las redes sociales y dio algunos datos sobre los animales. “Son inofensivos pero vuelan sin control y golpean con fuerza a todo lo que se encuentran”, detalló.

“Las hembras se conocen con el nombre de cascarudo y son capaces de volar, aunque su vuelo es algo errático y poco controlado. A pesar de que son completamente inofensivas, estos insectos pesados chocan violentamente con todo lo que se cruza en su camino, por lo que se recomienda cubrir cara y ojos para evitar lesiones por impactos”, agregó. “Los machos se denominan bichos toritos debido a una pinza que posee cerca de su cabeza que es similar a dos cuernos y no es capaz de volar”, explicó.