Las imágenes fueron captadas por otra mujer que se encontraba en el centro de vacunación y las compartió en las redes sociales.

Una mujer de Rio Largo, en el estado de Alagoas, en el noreste de Brasil, ató con una soga a su marido y lo llevó hasta un puesto de salud para vacunarse contra el Covid.

La escena fue grabada por una persona que estaba en la misma sala de espera y la compartió en redes sociales. «Un hombre amarrado para recibir la vacuna», escribió sorprendida luego de compartir el metraje que se viralizó rápidamente en Twitter.

En el video, que dura sólo unos 17 segundos, se puede ver al marido de la mujer con el barbijo puesto, atado en una silla de color azul y una cuerda que rodea sus brazos y le impide escaparse. Mientras tanto, su esposa está de pie y sujeta la cuerda entre sus manos.

En los últimos minutos de la filmación, ambos miran a un punto que la cámara del celular no es capaza de mostrar. Probablemente, estaban esperando a que el hombre recibiese el turno correspondiente y se diera la primera dosis contra el virus.

La situación se volvió viral en cuestión de horas después de que fueran filmados, y generó todo tipo de comentarios y hasta un debate en las redes sociales.

“Me parece absolutamente correcto”, “debería ser tendencia”, “no le encuentro la gracia a que unas personas obliguen a otras”, “¿La ética profesional permite aplicar la vacuna de esa forma?”, fueron algunos de los comentarios de los sorprendidos usuarios.