La obra “Tres figuras” de la artista rusa Anna Leporskaya tuvo que ser enviada a restauración y recuperarla valdrá más de 3 mil dólares.

Una pintura valorada en más de un millón de dólares fue arruinada después de que un guardia de seguridad decidiera dibujar ojos en figuras sin rostro representadas en una obra de arte de una galería rusa.

La pintura dañada fue “Tres figuras” (1932-1943) de la artista Anna Leporskaya y era parte de una exposición de arte abstracto en el Centro Yeltsin en la ciudad de Ekaterimburgo de Rusia occidental.

El guardia de seguridad no ha sido identificado pero se cree que tiene 60 años, que trabajaba para una empresa de seguridad privada y que estaba en su primer día de trabajo.

Según los medios locales, el guardia estaba “aburrido” durante su estreno en el trabajo y desde entonces ha sido despedido. El daño se hizo con un bolígrafo.

Por su parte, la obra se envió a la galería de Moscú al día siguiente de encontrarse la anomalía y fue inspeccionada por un restaurador de arte. Además, el hecho catalogado de “vandalismo” por las autoridades rusas, puede acarrear a su autor una multa superior a 535 dólares y una sentencia de trabajo en un correccional durante un año.