El profesor se equivocó a propósito en un ejercicio matemático para darles una lección de vida a sus alumnos.

Un profesor dio una gran lección a sus alumnos sobre cómo afrontar las críticas de forma constructiva y de cómo cambiar la forma en la que nos fijamos en los demás. Sin duda, este es un gran ejemplo para enseñar a los niños a tolerar la frustración y a mirar a los demás de forma más justa. «El mundo sólo se fijará en tus errores, y no verá tus aciertos», esta frase define sin ninguna duda esta historia.

Las redes sociales han viralizado la historia de un maestro que un día entró en clase y se dirigió al pizarrón. Todos los alumnos observaron en silencio. El profesor buscó una tiza y comenzó a escribir la tabla de multiplicar del 9 en el pizarrón, pero cometió un insólito error matemático al final, asegurando que 9×10 era 99, en vez de 90.

Los alumnos comenzaron a reír. Y el profesor se dio cuenta. Al girarse les preguntó: «¿de qué se ríen?» Un alumno contestó: «La tabla tiene un error… 9×10 no es 99 sino 90». El profesor soltó entonces la tiza y les dijo: «Bien, esto demuestra que no se dieron cuenta que he tenido 10 aciertos. No me felicitaron por ello… Sólo se fijaron en que he cometido un error. Y de esta misma manera los juzgará la vida: el mundo no reconocerá los millones de aciertos que tengan, sino que se fijará en los pocos errores que hayan cometido».

“Vivimos una cultura de errores que hace que las personas sean lastimadas y, a veces, incluso humilladas sólo porque se han equivocado”, aseguró. “Es muy triste pero lamentablemente cierto”, continuó. Y cerró: “Tenemos que aprender a elogiar a las personas por sus éxitos (…) es mejor elogiar más y criticar menos”.

El texto se viralizó y recibió cientos de comentarios. La mayoría de los usuarios coincidieron con la filosofía del docente y lo felicitaron por su lección de vida.