Fue un momento insólito que en un principio confundió tanto a asistentes a la gala de los Oscar como a televidentes.

Will Smith golpeó a Chris Rock en la cara en el escenario de los Oscar después de que el comediante hiciera una broma sobre la esposa del actor, Jada Pinkett Smith.

Refiriéndose a la cabeza rapada de Pinkett Smith, Rock dijo: «Jada, no puedo esperar a GI Jane 2», en referencia a GI Jane, la película de 1997 en la que Demi Moore interpretó el papel principal con la cabeza rapada.

Smith, a quien primero se vio riendo, subió al escenario y golpeó a Rock en el rostro antes de regresar a su asiento y gritar dos veces: «Mantén el nombre de mi esposa fuera de tu maldita boca».

Minutos después Will Smith fue galardonado con el Oscar a mejor actor por su interpretación en King Richard.

Durante su discurso, Smith, entre lágrimas, se disculpó: «Quiero disculparme con la Academia. Quiero disculparme con todos mis compañeros nominados», dijo. «El arte imita a la vida. Parezco el padre loco, como decían de Richard Williams. Pero el amor te hará hacer locuras».

Pinkett Smith ha explicado en varias ocasiones que padece de alopecia. Rock quedó conmocionado después del incidente y le dijo a la audiencia: «Esa fue la mejor noche en la historia de la televisión». Luego entregó el premio al mejor documental.