El reconocido paracaidista brasilero Luigi Cani lanzó, desde un avión a 14.000 pies de altura, más de 100 millones de semillas de 27 especies de árboles nativos en una zona deforestada de la región amazónica.

“Las semillas tienen un índice de germinación superior al 95% y no requieren intervención humana, por lo que en unos años veremos los frutos de esta acción sin precedentes”, dijo el atleta que ejecutó el salto a la prensa internacional.

En las imágenes se ve al deportista con una enorme caja que, según el equipo, es biodegradable y contenía 300 kg de semillas. El proyecto fue liderado por Audo de Brasil y, según confirmó el Banco de Inversión Brasileño, la iniciativa busca recuperar el medio ambiente, reaccionando a los impactos sufridos en los últimos años”.

Cani saltó cuando llegó a 6500 pies de altura en la zona deforestada, “se sumergió a 300 km/h, alcanzó la caja en caída libre y soltó las semillas a la altura correcta para garantizar una distribución precisa y uniforme”, dice el medio La Republica.