Kane Tanaka murió a los 119 años y era considerada la persona más vieja del mundo. Ella nació el 2 de enero de 1903 en la región de Fukuoka.

¿Qué estaba ocurriendo ese año? Bueno, algunos datos random: 1903 fue el año en que se fundó la compañía Ford; también se realizó la primera edición del Tour de France y fue cuando Marie Curie se convirtió en la primera mujer en recibir un premio Nobel.

Hasta recientemente, Kane vivia en una casa de reposo y le gustaban los juegos de mesa, el chocolate y resolver problemas matemáticos.

Ella se casó a los 19 años y tuvo cinco hijos. En la juventud, tuvo varios negocios, como una tienda de fideos y otra de pasteles de arroz

En 2019, fue reconocida por Guinness como la persona más vieja del mundo, donde la describieron como una especialista en jugar Othello. La persona más vieja que ha sido incluida en este registro fue Jeanne Calment, quien murió en 1997 a los 122 años.