La plataforma de citas tiene algunas variantes con las plataformas juveniles, como lo es una asistente virtual que ayuda a estilizar el perfil.

Hay quienes dicen que “para el amor no hay edades”y que tampoco importa el pasado personal, apoyando la idea de que incluso los mayores de 50 años, que hayan enviudado o estén divorciados y con hijos aún tienen una oportunidad para encontrar a una persona especial. La app de citas Ourtime ayuda a todos ellos a encontrar a alguien con quien puedan establecer una relación y volver a enamorarse.

La aplicación está enfocada a personas solteras mayores de 50 años. Les da la oportunidad de ver perfiles variados para encontrar a alguien que pueda acompañarlos durante lo que les queda de vida. La dinámica es bastante similar a apps de citas como Tinder en las que se suben un par de fotos y se escribe una breve descripción de la personalidad y lo que están buscando.

Sin embargo, tiene sus diferencias enfocadas a las personas de más edad. Por ejemplo, en Tinder los perfiles tiene la opción de verificarse, pero en Ourtime todos los inscritos deben hacerlo. También se puede bloquear o denunciar a cualquier persona que resulte incómoda, o bien, comunicarse con Julia, la asistente virtual de la plataforma, para resolver todo tipo de dudas.

Algunas de las acciones que Julia puede hacer es: ayudar a personalizar el perfil, dar sugerencias para mejorarlo, cómo romper el hielo en los primeros mensajes y afrontar las citas de la mejor manera posible. Esto puede ser de mucha ayuda ya que las personas mayores de 50 suelen tener problemas al navegar por Internet y usar dispositivos electrónicos inteligentes.

Actualmente cuenta con más de 500 mil personas registradas, sin embargo, solo está disponible para los habitantes de España. Este aspecto es importante ya que incluso la plataforma organiza actividades a lo largo y ancho de todo el país para que los usuarios tengan un primer encuentro en un entorno seguro y controlado.

Las salidas organizadas por Ourtime suelen ser recorridos culturales, paseos por la naturaleza, noches de música, talleres de cocina, viajes, entre otros, algo que las apps juveniles de citas no tienen. En las actividades reúne a personas que tengan intereses similares para que, aunque todavía no se hayan conocido en línea, puedan conversar con alguien nuevo y sentirse seguros. Además, en caso de no querer ir solos, la app permite invitar hasta a tres amigos y amigas.