El estado de Nueva York distribuirá «robots compañeros» para más de 800 ancianos que viven solos.

Los robots llamados ElliQ fueron construidos por la empresa Intuition Robotics. Estas máquinas no son capaces de ayudar con tareas físicas, pero si conversan con sus usuarios, ayudan a llamar familiares y le dan seguimiento a metas de salud, como hacer ejercicio y recordar tomar medicinas. Son como una especie de Alexa o Siri, pero más proactivos.

Esta acción es promovida por la oficina para el envejecimiento del estado de Nueva York. Su objetivo es, según lo describe el propio organismo, combatir la «epidemia de soledad» entre los ancianos

Se estima que 14 millones de estadounidenses con más de 65 años viven solos actualmente, y ese número aumentará en la próxima década.

Intuition Robotics afirma que ElliQ está diseñado para formar vínculos con humanos. El robot recuerda detalles importantes sobre la vida y la personalidad de sus usuarios e incluso se adapta a su comportamiento. El robot hará más bromas, por ejemplo, si el usuario tiende a reír mucho.